Seleccionar página

Blockchain es una revolución que se basa en otra revolución técnica tan antigua que sólo los más experimentados recuerdan: la invención de la base de datos. Creada en IBM en 1970, hoy de gran relevancia en nuestras vidas cotidianas. Literalmente cada aspecto de nuestra civilización depende ahora de esta abstracción para almacenar y recuperar datos. Y ahora con Blockchain algo similar está a punto de revolucionar no solo el uso de las bases de datos, sino que a su vez revolucionarán todos los aspectos de nuestra civilización.

¿Cómo funciona Blockchain?
Aquí hay cinco principios básicos:

1. Base de datos distribuida
Cada parte en un Blockchain tiene acceso a toda la base de datos y su historial completo. Ninguna parte controla los datos o la información. Cada parte puede verificar los registros de sus socios de transacción directamente, sin un intermediario.

2. Transmisión punto a punto
La comunicación ocurre directamente entre pares en vez de a través de un nodo central. Cada nodo almacena y envía la información a todos los otros nodos.

3. Transparencia con el seudonimato
Cada transacción y su valor asociado son visibles para cualquier persona con acceso al sistema. Cada nodo, o usuario, en un Blockchain tiene una única dirección alfanumérica de más de 30 caracteres que lo identifica. Los usuarios pueden elegir permanecer en el anonimato o proporcionar una prueba de su identidad a otros. Las transacciones ocurren entre las direcciones de bloques.

4. Irreversibilidad de los registros
Una vez que se ingresa una transacción en la base de datos y las cuentas se actualizan, los registros no pueden ser alterados, ya que están vinculados a cada registro de transacción anterior (de ahí el término «cadena»). Se utilizan diversos algoritmos y enfoques computacionales para asegurar que la grabación en la base de datos sea permanente, ordenada cronológicamente y disponible para todos los demás en la red.

5. Lógica Computacional
La naturaleza digital del ledger significa que las transacciones Blockchain pueden estar ligadas a la lógica computacional y en esencia programadas. Así, los usuarios pueden configurar algoritmos y reglas que activen automáticamente transacciones entre nodos.

Revisa el artículo completo en HBR